Eduardo Lissi: Una semblanza

Nov
3
2017
Cómo una persona única, creativa y un mentor para muchas generaciones de científicos es calificado por sus pares el Dr. Eduardo Lissi quien, más allá de sus múltiples distinciones y sus 50 años de trabajo en la Universidad de Santiago, siempre se ha caracterizado por ser una persona humilde y generosa.

¿Quién es un investigador más allá de su vida en el laboratorio, sus publicaciones, índices de impacto y reconocimientos? El número 33 de junio de 2007 de la revista Photochemistry and Photobiology que rindió homenaje al recientemente galardonado académico del Departamento de Ciencias del Ambiente de la Facultad de Química y Biología responde la pregunta y da algunas pistas de lo que ha sido la huella de Eduardo Lissi dentro del ámbito académico y, más importante aún, como persona. 
 
El texto, escrito por Silvia Braslvasky, Tito Scaiano y Carolina Aliaga, a grosso modo destaca las cualidades científicas del profesor Lissi en su carrera iniciada en 1959 en la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad Buenos Aires, lugar donde obtuvo su Licenciatura en Química.  
 
“La habilidad de Eduardo para obtener información valiosa por lo que son aparentes simples resultados lo hacen una persona única. Él tiene una habilidad innata para aplicar conocimiento fundamental en áreas multidisciplinarias” dice el texto el que además lo describe como una persona con una “conducta caritativa y ética” caracterizada por “su inteligencia, brillantez y conocimiento enciclopédico” y de quien siempre esperan “sus observaciones y consejos reflexivos”.
 
Al respecto, el investigador brasileño Etelvino Bechara,  profesor Senior del Instituto de Química de la Universidad de São Paulo y amigo de larga data del Dr. Lissi, afirma que su figura “ha sido fuente de inspiración de muchos fotoquímicos brasileños”. 
 
“Siempre fue un científico brillante, humilde y generoso. Su árbol científico es frondoso, con descendientes renombrados que reproducen los valores del rigor científico, amor por la ciencia y espíritu de equipo aprendidos con él” respondió Bechara quien manifestó recibir con “intensa alegría” la noticia de la distinción del profesor y además agradeció “sus brillantes lecciones de fotoquímica” vía correo.
 
Sergio Prenafeta, haciendo una rápida revisión a la historia de la Universidad de Santiago en la nota titulada “Maestros argentinos” publicada por Usach al día en enero de 2012, habla del profesor Lissi en el contexto de su arribo a Chile por motivo de la crisis universitaria argentina de 1966. En la columna, Prenafeta se refiere a los profesores: Alberto Zanlungo, Juan Costamagna y Eduardo Lissi y a la profesora Betty Matsuhiro como “como actores fundamentales” en el fortalecimiento de la investigación y mentoría de decenas de investigadores y profesionales a través de los años.
 
“Llegamos en un momento que no había investigación y en la que comenzamos el desarrollo de la investigación básica en la Universidad”, rememora el Dr. Lissi sobre lo que significaba hacer ciencia hace 40 años atrás - mucho antes de que existiera la Facultad de Química y Biología - en un perfil hecho por la Vicerrectoría de Investigación que comienza diciendo: “no se puede hablar de la investigación en esta Casa de Estudios Superiores, sin acudir al Dr. Eduardo Lissi”.
 
“En todas las cosas de la vida no he tratado de ser el primero, he tratado de tener un buen nivel” contesta el Dr. Lissi para la nota que rescata la humildad del investigador frente a las múltiples distinciones, reconocimientos y publicaciones que lo destacan como uno de los investigadores más prolíficos e importantes que ha tenido la Universidad de Santiago durante su historia.
 
Por: Nicolás Gaona Reydet