Académico participa en conversatorio sobre “el rescate de la memoria” en la Universidad Católica Silva Henríquez

Nov
2
2017
“Ciencia y exilio: Testimonios sobre la diáspora argentina de 1966” fue el nombre de la actividad en la que participó el académico de nuestra Facultad, Dr. Juan Costamagna quien dio testimonio de su experiencia en la denominada “Noche de los Bastones Largos”.

 
En su intervención, el ex. Decano de la Facultad de Química y Biología hizo un relato en el que describió los hechos sucedidos durante esa época. 
 
“El rescate de la memoria y su acertada evaluación e interpretación es esencial para que se pueda diseñar una estrategia que permita encarar situaciones futuras”  comentó el académico respecto a la actividad que calificó como “la primera vez que me ha tocado compartir una experiencia alejada del quehacer científico”.
 
En el texto, el Dr. Costamagna hace referencia a los fenómenos “diaspóricos” que han sucedido a lo largo de la historia, recordando sus vivencias en los hechos acontecidos en la “Noche de los Bastones Largos” en Argentina y su conexión con la reubicación de un grupo de académicos e investigadores en la Universidad Técnica del Estado, actual Universidad de Santiago de Chile. 
 
“Emigrar e insertarse no es una ecuación con una sola incógnita. La diáspora argentina de 1966, producto de “La Noche de los Bastones largos tuvo un curso semejante a otros procesos de dispersión y migración ocurridos en la historia.   Aquí en Chile el terreno era fértil para hacer crecer el modelo académico que habíamos experimentado, pero la tarea no era ni fue fácil.  En líneas generales este modelos implicaba la necesidad de contar con académicos jornada completa con actividades de docencia y de  investigación,  capaces de planear,  impulsar y desarrollar una estructura docente adecuada a sus fines, esto, es poder contar con licenciaturas, doctorados, magisteres, postítulos, etc.. Estos objetivos se consiguieron varios años después y en gran medida gracias al Dr. Reinaldo Irrgang, responsable de tomar la iniciativa de la construcción del actual edificio de la Facultad de Quimica y Biologia que lleva su nombre, y de haber concretado, junto con las autoridades de la Universidad Técnica del Estado,  un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo que dotó a los laboratorios del material mínimo necesario para poder llevar a cabo las actividades que se desarrollaron en los años siguientes”, relató el académico durante su intervención. 
 
La actividad, en la que participó junto con la Dra. Silva Braslavsky perteneciente al Max Planck Institute for Chemical Energy Conversion y precursora del Programa de Historia de Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, se realizó el día 10 de octubre y fue organizada por las Escuelas de Sociología y de Filosofía de la Universidad Católica Silva Henríquez. 
 
***