“El laboratorio forense es un área que necesitamos desarrollar en Chile”

Abr
25
2018
Más allá de la generación de competencias en Farmacias Privada, Farmacia Clínica y Farmacia Hospitalaria, la formación de los químicos farmaceúticos guarda una estrecha relación con un mundo que por muchos puede ser desconocido: las Ciencias Forenses, ámbito que los estudiantes con sexto semestre aprobado de la carrera de química y farmacia están desarrollando a través del curso electivo Introducción al Laboratorio Forense a cargo del profesor Claudio Lobos.

 
En esta entrevista, Lobos, Químico Farmacéutico de profesión con más 26 años de experiencia en el área, plantea cuáles son los objetivos del curso así como también su visión de lo que será la primera generación de químicos farmacéuticos egresados de la Universidad de Santiago. 
 
- ¿Cómo tomaste el interés que tuvo en los alumnos el ramo?
 
Yo di un ramo electivo similar en la Facultad de Química de la Pontificia Universidad Católica. ¿Laboratorio forense por qué? Porque justamente a finales del año pasado se publicó en el Diario Oficial, la modificación del Decreto N°8 de 2013 del Ministerio de Salud que aumento las especialidades de las ciencias farmaceúticas y bioquímicas en el laboratorio forense, que es un área que necesitamos desarrollar en Chile. La idea es aportar con la experiencia que tengo y empezar a construir a los profesionales de los próximos diez años.
 
- Laboratorio forense es un área que uno no tiene muy asociada al rol químico farmacéutico, ¿Qué visión tienes respecto eso? y ¿Cómo ha sido tu formación?
 
Mientras era alumno de Química y Farmacia, partí estudiando y posteriormente me hice especialista en farmacocinética y biodisponibilidad de medicamentos en la Facultad de Medicina Norte de la Universidad de Chile, que ahora está muy de moda por el tema de los fármacos bioequivalentes.  Eso me permitió aprender a utilizar equipamientos, y con este requisito postular e ingresar al Servicio Médico Legal de Santiago en el año 1991, por lo que podrán calcular que llevo 26 años en esa institución, desarrollando múltiples actividades relacionadas con el área, desarrollando proyectos, colaborando en diversas áreas de las ciencias forenses, en la implementación de laboratorios, validando metodologías de análisis, estructurando normativas e implementando nuevas tecnologías, participando en la formación de profesionales, etc. además de las funciones propias del perito, que es efectuar peritajes forenses y declarar en juicios, entre otras tareas.
 
- ¿Qué opinión tienes respecto al desconocimento que existe sobre la idea de qué el químico farmacéutico está solamente dedicado al tema de las farmacias?
 
En las ciencias forenses siempre ha estado el químico farmecéutico. También están los médicos y los bioquímicos en el ámbito genética. Ha sido siempre, sólo que es un ámbito de desarrollo muy pequeño. Lo que sucede es que la cantidad de químicos farmacéuticos que se dedican a tareas diferentes de la farmacia – clínica, hospitalaria o privada- es cerca de un 2%, que, si bien es pequeño, es uno de los que plantea mayores desafíos. Pero ¿a quién no le gusta el FBI, NCI, CSI? ¡A todo el mundo le llama la atención! Ahora, vamos a analizar los temas de mayor complejidad, vamos a ver qué cosas deberíamos mejorar y qué es lo que viene para el futuro.
 
- En ese sentido, ¿cómo se tomó lo que generó el curso? Y ¿qué sensaciones tiene con lo que significa lo que será el egreso de  la primera generación de químicos farmaceúticos que se está formando en la Universidad de Santiago?
 
Me tocó colaborar en la formación a la primera generación cuando salió en la UNAP por lo que tengo ya experiencia. Hice clases, tuvimos que estudiar y trabajar mucho, pero sacamos a los tres primeros químicos farmacéuticos que salieron de la Universidad Arturo Prat y los tres hicieron la tesis conmigo. Me lo he tomado tranquilo porque es importante decirle a los estudiantes que, después de tercero cuando tenemos los ramos básicos, cuando recién estamos tomando la especialidad, que viene esta alternativa. Sino lo hacemos en ese punto, cuando lleguemos a quinto habremos perdido dos años de estudio y eso es lo que vamos a tratar que en esta oportunidad no pase. Es una tremenda oportunidad y es el momento de hacer una buena pega. 
 
- ¿Cuáles son tus expectativas general de cómo va a ser el desarrollo del curso?
 
Vamos a tocar un poquito de criminilística, las generalidades de la situación del país, lo que pasa en España, en Europa o Estados Unidos y vamos a enfocarnos en dos áreas que son las más complejas porque tenemos que aprender a que en las universidades tenemos que ser capaces de resolver los problemas complejos, es decir trabajar en solucionar aquellas situaciones que puedan ser científicamente probadas y que pueden ser transformadas en evidencias en forma correcta. Vamos a ver solamente ciencia y tomar las dos áreas más complejas de las ciencias forenses que justamente son el análisis genético y el análisis toxicológico forense, con todas las áreas que ésta tiene. 
 
- En ese sentido la profesión del químico farmacéutico tiene mucho de social, sobre todo acá en la Universidad de Santiago, ¿qué perspectivas tiene de los estudiantes que tomaron el curso y los futuros egresados de la carrera?
 
Es súper importante que podamos hacer un link con las cosas que necesita la sociedad. La pregunta es ¿cómo somos capaces de hacer entender a esta sociedad que los farmacéuticos, los médicos y las policías que están en ese entorno deben ser o tener comportamientos éticos o morales por encima del promedio y ser más competentes que el resto?
 
- Por último ¿qué te parece incorporarte a la Universidad de Santiago?
 
Creo que tenemos que ser capaces de levantar la institución pública y tener un nivel de excelencia. Subir el estándar y si yo puedo colaborar con eso, espectacular. 
 
“Ir construyendo un ramo enfocado en resolver los problemas complejos” es por el momento la meta trazada en cada una de las clases del profesor Lobos las que comenzaron durante la semana pasada. 
 
 “La idea es que sean los mejores profesionales y tengo la esperanza de que así será”.  Q&B