Jóvenes estudiantes se embarcan en su primera expedición hacia Antártica

El equipo liderado por el Dr. Gustavo Zúñiga y compuesto por estudiantes de pregrado estudiará cómo los musgos antárticos están respondiendo al cambio climático que afecta la región.

Con el lema: “Si no podemos proteger Antártica, no podemos proteger al planeta” las estudiantes de la carrera de Bioquímica de la Facultad de Química y Biología, Nicole Queirolo y Margarita Canihuante y el estudiante de la carrera de Ingeniería en Biotecnología, Fernando Ruiz, viajarán a Antártica en el marco del proyecto internacional Securing Antartica´s Environmental Future (SAEF).

El objetivo del viaje, según señala el académico de la Facultad de Química y Biología e investigador del Centro para la Nanociencia y la Nanotecnología (CEDENNA), Dr. Gustavo Zúñiga, estará enfocado en el estudio de los musgos antárticos y cómo estos están respondiendo al cambio climático, especialmente debido al aumento de temperatura que afecta la región generado por varias ondas de calor.

“Uno de los mayores intereses es poder mostrarles a las nuevas generaciones de estudiantes como se trabaja en condiciones de terreno y convencerlos que ellos tienen una gran responsabilidad en el futuro del continente y por ende del planeta. Es un gran desafío”, agrega el investigador perteneciente al Departamento de Biología.

“La idea es recolectar muestras y continuar con las mediciones en el contexto del cambio climático. Los resultados que obtengamos nos permitirán determinar aquellos mecanismos que operan en las especies que crecen en ese ambiente” señala Margarita acerca del propósito del viaje el que tendrá una duración de, aproximadamente, un mes dependiendo de las condiciones climáticas y de la logística involucrada en el retorno.

“Siempre es emocionante volver y reencontrarse con lo que me gustó” indicó Nicole quien ya tuvo una primera experiencia en la Antártica durante el año pasado, en plena crisis sanitaria.

La idea del programa Securing Antartica´s Environmental Future (SAEF) es realizar ciencia interdisciplinaria para pronosticar el cambio ambiental en la región Antártica, para así implementar estrategias efectivas de administración ambiental y asegurarla como una reserva natural dedicada a la paz y la ciencia.

“Uno de mis intereses es que la gente joven que está empezando pueda tener la experiencia en terreno de ver cómo está cambiando el territorio debido al cambio climático. Espero que, en un futuro, algunos de los estudiantes que me han acompañado, puedan desarrollar sus ideas de investigación en este apasionante continente”, agregó el investigador acerca del proyecto financiado por el gobierno australiano y que cuenta con el apoyo del Instituto Antártico Chileno (INACH).

 

Por: Nicolás Gaona Reydet

Docencia con sello de VIME: 
no