Unidad de Genómica y Bioinformática Usach se posiciona como un actor líder en el país

En sus tres años de existencia la Unidad, perteneciente a la Facultad de Química y Biología, ha logrado realizar más de 500 secuencias de SARS-CoV-2 y entregar más de 26 servicios a diversas instituciones del país.

“La Unidad de Genómica y Bioinformática es líder a nivel nacional en términos de capacidad y números de secuenciaciones realizadas en servicios internos y externos”, señalan en conversación los académicos e investigadores de la Facultad de Química y Biología, Doctores Marcelo Cortez y Francisco Cubillos respecto las cifras que ha entregado, en su corta existencia, la Unidad de Genómica y Bioinformática (UGB) dependiente del Departamento de Biología de la Universidad de Santiago de Chile.

En cifras y hasta la fecha, la Unidad ha logrado finalizar 500 secuencias de SARS-CoV-2 para el Ministerio de Salud y, además, realizar 26 servicios entregados a diversas instituciones a nivel nacional.

“Es interesante destacar el apoyo que ha prestado tanto la Universidad, la Facultad y su Departamento, para tener hoy una Unidad autosustentable, capaz de entregar una amplia gama de servicios a diversas instituciones, completamente funcional y con números positivos”, agrega el Dr. Francisco Cubillos respecto a los resultados.

Una de las claves, consideran ambos, ha sido el trabajo en equipo que considera el apoyo de la funcionaria Mg. Mara Cuevas, la bioquímica Kamila Urbina y la Dra. Yesseny Vázquez, de la Facultad de Ciencias Médicas, quienes han sido piezas fundamentales en la realización de análisis y la puesta en marcha de la Unidad.

Adicionalmente, en el peak de la pandemia, la Unidad de Genómica y Bioinformática logró aportar con su capacidad de secuenciación de muestras positivas para SARS-CoV-2, contribuyendo a contener la pandemia a través del análisis genético y la vigilancia genómica del virus.

“Esto va en la línea con nuestra institución en pos de apoyar a nuestro país en una disciplina relevante para la ciencia y que ha puesto a la Universidad de Santiago dentro de las instituciones más importantes del mundo aportando centenares de genomas de Sars-Cov-2 lo que ayuda a la toma de decisiones de nuestras autoridades durante la pandemia”, señala el profesor Dr. Marcelo Cortez.

Hecho el balance, y respecto a su proyección para este 2023, los investigadores aseguran que hoy “diversas instituciones están dispuestas a realizar acuerdos de colaboración”.

“Tenemos planes ambiciosos, pero absolutamente posibles de alcanzar junto a los partner tecnológicos que han ofrecido apoyo y colaboración” adelantan los investigadores quienes apuntan a “ampliar la cartera de clientes”, apuntalar un programa de educación continua y a su vez “formalizar el rol educativo de la unidad a través de la realización de workshops y capacitaciones prácticas”.

 

***

Por: Nicolás Gaona Reydet

Docencia con sello de VIME: 
no