Eduardo Doñas, mayordomo: “Mi intención es hacer lo mejor posible acá en la Facultad”

Sep
27
2016
Con experiencia en el sector público y privado, Eduardo Doñas (53 años, con título de eléctrico de baja tensión) se incorporó a la Facultad a principios de agosto con el fin de ocupar la plaza de mayordomo.

Su historia laboral lo liga a la Universidad de Santiago en dos oportunidades: una, desempeñándose como administrativo en la biblioteca central de la universidad y, en una  segunda oportunidad, trabajando en registro curricular en la Facultad de Ingeniería por el año 86´.

Desde esa época que recuerda los partidos de fútbol que jugaba junto a académicos y funcionarios.  Años en que incluso se ocupaba de organizar de campeonatos entre Facultades de baby fútbol, pin pon e incluso “de rayuela y tirar la cuerda” afirma, en un ambiente que consideraba “muy entretenido” por esos años en la universidad.

Más tarde comenzaría a trabajar en el sector privado específicamente en el rubro ligado a los bancos desde donde se desempeñó en el área de analista de riesgo financiero.

Padre de cinco hijos, y después de haber tenido un accidente en moto en el 2012 que terminó por “pulverizar” su rodilla izquierda, hoy se encuentra trabajando en la Facultad desde donde espera aportar con su experiencia y nuevas ideas desde su trabajo como mayordomo.

 - ¿Qué cosas de tu experiencia en las que te has desempeñado rescatarías y de qué manera crees ella aportará al desarrollo de tus actividades acá en la Facultad?

Me gustaría tratar de programar y automatizar lo más posible lo que son las tareas que tiene a cargo un mayordomo con el fin de poder hacer más eficiente el trabajo y mejor.

- ¿Hasta el momento cómo ha sido tu acogida?

Muy bien por parte de profesores y compañeros y las personas más cercanas con las que uno convive en el día a día. Los profesores han sido gentiles al saludarme y en general  siempre han sido todos muy educados.

 - ¿Cuáles son tus expectativas aquí en la Facultad?

Mi intención es hacer lo mejor posible, ser el mejor mayordomo. Siempre el mejor. Desgraciadamente soy muy competitivo porque me gusta mucho el orden, la puntualidad y que las cosas que se hagan en el momento. Soy así por la experiencia que tengo de mis trabajos anteriores desde donde agarré esa “onda de jefe” que tengo para bien o para mal.

-  Por último, ¿qué te gustaría decir para las personas que están leyendo esto en la Facultad?

Que sepan a estoy al servicio de todos porque me gusta dedicarme a la parte de atención Sé que además es parte del trabajo pero para mí es innato poder ayudar. Me gusta por lo que estoy contento de poder cooperar en lo que pueda.